sábado, 1 de diciembre de 2007

miércoles, 28 de noviembre de 2007

Él, contra todos.

Fue importante para mí ver, en el TMGSM, la puesta de Sergio Renán de Un enemigo del pueblo, de Henrik Ibsen, porque me dejó reflexionando sobre ciertos temas. Es imposible no movilizarse junto al Doctor Stockmann cuando hace su denuncia sobre la corrupción del poder y la manipulación del periódico.

Una frase que me llegó y que pienso repetirme es: “La mayoría tiene la fuerza, pero no tiene la razón”. No siempre las mayorías deciden correctamente, no por ser mayoría tienen la razón.
Es fácil comprobarlo cuando hay elecciones, muchas veces se ha elegido un presidente por mayoría y luego se ha comprobado que no se había elegido la mejor opción.

También son un buen ejemplo las encuestas anteriores a una elección. Creo que son engañosas porque manifiestan la opinión pública y mucha gente, la que no tiene una convicción política o un voto decidido, se deja llevar por lo que la mayoría va a votar. El enemigo más peligroso de la razón y de la libertad es la opinión de la mayoría.

Muchas veces, en los grupos, los individuos no se animan a defender su postura o su idea por vergüenza de ser visto como uno distinto y se dejan llevar por la mayoría, abandonan sus propias ideas. En mi caso personal, a veces he tenido que enfrentar a mi familia, dejando aparte los afectos, sobre cuestiones en las que yo no pensaba igual que ellos y, aunque sé que pensaban que yo siempre iba en contra de los suyos, me mantuve siempre fiel a mis ideales.

A veces, la verdad trae problemas, pero siempre es mejor decir la verdad y no dejar las cosas ocultas y tapadas porque alguna vez pueden salir a la luz y quizás sea tarde para remediarlas.

martes, 27 de noviembre de 2007

lunes, 26 de noviembre de 2007

Bandidos rurales

Uno de nuestros bandidos nació en Santa Fe en 1894, cerca de Cañada, era hijo de inmigrantes italianos, fue llamado Juan Bautista Bairoletto. Bailarín sagaz, desafiante y mujeriego.

Llega un día que todo hombre se revela contra la ley, un Winchester y dos armas bastaron para la ocasión, un cuchillo atrás y un caballo alazán. Raya al medio con pañuelo, tatuaje en la piel: quedó fuera de la ley.

Se enamoró de una mujer que pretendía un policía, lo golpeó, lo puso preso un tal Farach Elías quien de frente y como guapo le dijo “andate de Bastes que aquí tenemos leyes” (1919).

Antes de irse, fue al boliche a verlo a Elías con un 450 belga, revólver en mano le agujereó el cuello y lo dejo tirado ahí aún más fuera de la ley.

Por el mismo tiempo hubo otro bandolero, que por hurtos y vagancia 19 veces preso. Al penal de Resistencia lo extradita el Paraguay allí conoce a Zamacola y Rossi por 1926.

1897 en Monteros, Tucumán, el día 3 de marzo lo dan por bien nacido a Segundo David Peralta, alias Mate Cocido, otro fuera de la ley. Entre Campo Largo y Pampa del Infierno el pagador de Bunge y Born le da 6000 por no ser muerto. El gran asalto al tren del Chaco, en monte de Saenz Peña, Anderson y Clayton firma algodonera; 45.000 a Dreyfus le sacaron sin violencia, el gerente Ward de Quebrachales 13.000 le entrega sin titubear, secuestró a Negroni, Garbarini y Berzon resistió fuera de la ley.

Bairoletto cae en Colonia San Pedro de Atuel, el último balazo se lo pega él. El Ñato Vicente Gascón, gallego de 62, con su vida en Pico pagó aquella traición. En un cementerio de Alvear -en su tumba hay flores, velas y placas de metal-, el último romántico lo llora Telma, su mujer: murió fuera de la ley.

Quitilipi Machagay buscaba a Mate Cosido, 1936 y lo quieren vivo o muerto 2.000 de recompensa, se callan los hacheros. Logró romper el cerco de un tal Cáceres torturador de Gendarmería que tenía información. Herminia y Ramona dudan que lo hayan matado a éste fuera de la ley.

En Buenos Aires se conocen dos hermanos de misma sangre y dejan un pedazo del pasado allí sellado, y deciden golpear al que se roba el quebrachal. Por eso las dos bandas cerca de Cote Lai mataron a un tal Mieres, mayordomo de La Forestal. Se rompió el silencio en balas y en un robo que no pudo ser: son dos fuera de la ley.

Martina Chapanai, bandolera de San Juan, Juan Cuello, Juan Moreira, Gato Moro y Brunel, El Tigre de Quequén, Guayama el Manco Frías, Barrientos y Velázquez, Cardoso y Cubillas, Gaucho Gil, José Dolores, Gaucho Lega y Alarcón, bandidos populares de leyenda y corazón, queridos por anarcos, pobres y pupilas de burdel todos fuera de la ley.


Sin embargo falta, sin duda, uno de los gauchos más fieros y matrero de todos, un gaucho de corazón y cerebro, otro que huyó por la Pampa de la amenaza de los milicos.

Se trata de Martín Fierro. El prototipo del gaucho. Se presenta como cantor, hombre independiente, pacífico, valiente, conocedor del campo y sus actividades, y ante todo libre:

Mi gloria es vivir tan libre

Como pájaro en el cielo

No hago nido en este suelo

Ande hay tanto que sufrir

Y nada me ha de seguir

Cuando yo remonto el vuelo”



Acompañado de su guitarra, canta las peripecias de su vida quien a causa de malos tratos y acoso por parte de las autoridades se ve obligado a dejar su tierra y familia obligadoa servir contra los indios en la frontera, donde comienzan sus penas. Aprovechando que en ocasiones los gauchos son víctimas de los ataques indios, logra huir y al volver no encuentra ni casa ni familia. Y es entonces que decide convertirse en gaucho matrero y que en dos riñas diferentes mata respectivamente a un moreno y a un gaucho, desgracias por las que comienza a ser perseguido por la justicia. Huye paradójicamente, ahora hacia las tolderías para poner fin a la tragedia en que vive.





Get your own playlist at snapdrive.net!


Letra de base:

Leon Gieco - Bandidos Rurales



Nacido en Santa Fe en 1894,
cerca de Cañada, de inmigrantes italianos
Juan Bautista lo llamaron, de apellido Bairoletto.
Bailarín sagaz, desafiante y mujeriego.
Winchester en el recado, dos armas cortas también,
un cuchillo atrás y un caballo alazán.
Raya al medio con pañuelo, tatuaje en la piel.
Quedó fuera de la ley, quedó fuera de la ley.

Se enamoró de la mujer que pretendía un policía
lo golpeó, lo puso preso un tal Farach Elías.
"Andate de Castex” le dijo, “aquí tenemos leyes”
Corría el año 1919.
Antes de irse, fue al boliche a verlo al fulano.
Con un 450 belga, revólver en mano
le agujereó el cuello y lo dejó tirado ahí.
Ahora sí fuera de la ley, ahora sí fuera de la ley

Bandidos rurales, difícil de atraparles.
Jinetes rebeldes por vientos salvajes.
Bandidos rurales, difícil de atraparles:
igual que alambrar estrellas en tierra de nadie.

Por el mismo tiempo hubo otro bandolero,
por hurtos y vagancia, 19 veces preso
al penal de Resistencia lo extradita el Paraguay.
Allí conoce a Zamacola y Rossi por el 26.

1897 en Monteros, Tucumán,
el día 3 de marzo lo dan por bien nacido
Segundo David Peralta, alias Mate Cocido,
también fuera de la ley, también fuera de la ley.

Entre Campo Largo y Pampa del Infierno
el pagador de Bunge y Born le da 6000 por no ser muerto.
Gran asalto al tren del Chaco, monte de Saenz Peña,
Anderson y Clayton firma algodonera,
45.000 a Dreyfus le sacaron sin violencia.
El gerente Ward de Quebrachales 13.000 le entrega
Secuestró a Negroni, Garbarini y Berzon.
Resistió fuera de la ley, resistió fuera de la ley.

Bandidos rurales, difícil de atraparles.
Jinetes rebeldes por vientos salvajes.
Bandidos rurales, difícil de atraparles:
igual que alambrar estrellas en tierra de nadie.

Bairoletto cae en Colonia San Pedro de Atuel,
el ultimo balazo se lo pega él
Vicente Gascón, gallego de 62,
con su vida en Pico pagó aquella traición
Sol, arena y soledad, cementerio de Alvear,
en su tumba hay flores, velas y placas de metal
El ultimo romántico lo llora Telma, su mujer,
muere fuera de la ley, muere fuera de la ley

No sabrán de mí, no entregaré mi cuerpo herido,
Quitilipi, Machagai, ¿donde está Mate Cocido?
Corría el 36 y lo quieren vivo o muerto
2.000 de recompensa, se callan los hacheros
Logró romper el cerco de Solveyra, un torturador
de Gendarmería que tenía información
Herminia y Ramona dudan que lo hayan matado
a este fuera de la ley, a este fuera de la ley

Bandidos rurales, difícil de atraparles.
Jinetes rebeldes por vientos salvajes.
Bandidos rurales, difícil de atraparles:
igual que alambrar estrellas en tierra de nadie.

En un lugar neutral, creo que por Buenos Aires,
se conocen dos hermanos de este barro, de esta sangre,
Dejan un pedazo del pasado aquí sellado
y deciden golpear al que se roba el quebrachal
Por eso las dos bandas cerquita de Cote Lai
mataron a un tal Mieres, mayordomo de La Forestal
Se rompió el silencio en balas, robo que no pudo ser
Dos fuera de la ley, los dos fuera de la ley

Martina Chapanay, bandolera de San Juan,
Juan Cuello, Juan Moreira, Gato Moro y Brunel,
El Tigre de Quequén, Guayama y Bazan Frías,
Barrientos y Velázquez, Calandria y Cubillas,
Gaucho Gil, José Dolores, Gaucho Lega y Alarcón,
bandidos populares de leyenda y corazón
Queridos por anarcos, pobres y pupilas de burdel
Todos fuera de la ley, todos fuera de la ley

Bandidos rurales, difícil de atraparles.
Jinetes rebeldes por vientos salvajes.
Bandidos rurales, difícil de atraparles:
igual que alambrar estrellas en tierra de nadie.

viernes, 23 de noviembre de 2007

Los enemigos y el pueblo


En Un enemigo del pueblo, de Henrik Ibsen (fuimos a verla al TMGSM, en la puesta de Sergio Renán) observo una pelea totalmente distinta por parte de los dos bandos, uno liderado por Pedro, hermano del Thomas Stockmann y alcalde de la ciudad y el otro, por encontramos el Dr. Stockmann, amigo del pueblo, una persona que está donde llegó gracias a sus buenas relaciones y el apoyo de la ciudad, un hombre de saber.

Cuando el señor Stockmann descubre que el agua del balneario, sustento de la ciudad, está contaminada decide tomar cartas en el asunto. Comunicarlo por la prensa, advertir a los ciudadanos del peligro que corrían al meterse al agua y presentar un proyecto que consistía en el cambio del sistema de tuberías de la ciudad, así se evitaba la contaminación del agua. Yo creo que es ahí cuando se desata el conflicto: ante la presentación del proyecto, Pedro no puede dejar de sentir envidia de su propio hermano. Pedro era alcalde gracias a sus propios esfuerzos, sin embargo no era apoyado por el pueblo de la misma manera que apoyaban las ideas de su hermano, el Dr Stockmann, quien había ganado su posición gracias a la ayuda de su hermano, el alcalde, y luego agradado a las personas con a sus ideas liberales.

Por esto que puedo relacionar esta obra con la frase: "La grandeza inspira envidia, la envidia engendra rencor y el rencor genera mentiras"

El Dr Stockmann tiene grandeza, una grandeza noble, nada que ver con la que tiene su hermano, que es solo entregada por un diploma de universidad y un buen puesto de trabajo. Y como dice la frase, la grandeza del Dr. Stockmann genera envidia en Pedro, la envidia de Pedro le genera rencor a su hermano, y este rencor genera mentiras en la boca de Pedro.

Pero a pesar de todo esto otra de las cosas más interesantes de la obra, según mi parecer, se encuentra en el silencioso papel que protagoniza la opinión pública, no en los hermanos enemigos, sino que en el pueblo. Ya que todo ronda alrededor de la opinión pública, la inclinación del pueblo por una de las dos ideas y la pelea de los hermanos por imponer cada quien la suya contra la otra es lo que genera el conflicto, y con este la pregunta: ¿quién es realmente el enemigo del pueblo? ¿El que pelea por sus ideales o el que pelea por su derechoa ser reconocido por lo que él es? Por más que sabe que no es lo correcto ponerse en contra de la verdad, las ideas de su hermano, él se le opone para resaltar, para poder tener a la mayoría de su lado.

También creo que esta obra refleja la relación entre hermanos, en la cual uno quiere tener todo lo que del otro y viceversa, de manera que Pedro quiere lo que tiene Thomas: ser visto como una gran persona y tener el apoyo de los ciudadanos. Tampoco en la obra nunca se hace referencia a la familia de Pedro, por lo que supongo que este no tiene familia y Thomas sí, su hermano tiene una esposa e hijos que lo quieren y él no, por lo que también se le puede generar envidia por ese lado que, personalmente, creo que es uno de los más fuertes, porque uno siempre tiene a la familia para contar, y el caso de que Pedro no la tenga afecta también la relación con su hermano.

Y a su vez, es asombroso que una obra escrita hace más de 122 años pueda representar la actualidad de una forma tan real como lo hace la obra de Henrik Ibsen. La participación que gana la voz del pueblo a la hora de tomar decisiones refleja la participación del pueblo en la actualidad que vota a favor o en contra de las ideas de los dirigentes y la forma en la que esta votación se lleva a cabo podemos observar en esta obra. La pelea de la verdad y la justicia.

jueves, 22 de noviembre de 2007

¿Solo cuelga un cuadrito?


Dos palitos que hacían sonido cuando se los golpeaba.
La introducción a un chiste malo.
Onomatopeya de golpear la puerta en francés.
Pablito clavo un clavito, ¿Qué clavito clavo Pablito?
El de los oprimidos.
Pablito sigue martillando. Clava, clava el clavito. La pared se empieza a caer a pedazos de tanto clavar el clavito.
La pared grita. No quiere que la sigan golpeando. Cada ladrillo hecho
polvo. Llenaría miles de canchas de tenis.
Algunas para Pablito, otras para sus amigos clavadores de clavitos.

Toc, Toc
¿Quién es?
La justicia
¿Qué vienes a buscar?
Patriotas

Toc, Toc
¿Quién es?
Un patriota
¿Qué vienes a buscar?
Justicia
Vete! Olvida que existo, que me conociste, y no te sorprendas!

La carrera final


Estoy viviendo un viaje desesperado hacia el interior de mi mente, buscando de recuerdo en recuerdo la imagen de cierto personaje que cumpla las características de Don Quijote, pero lo que hago en este momento es nuevo. Me gusta ser innovador y no me siento en la posibilidad de usar un vulgar Homero Simpson, a un amargado Pepe Argento u a otros personajes ya nombrados por nuestra capacitada división.

Busco al personaje ideal hasta en la apariencia que tiene Quijote en mi cabeza, y es que mirando hacia la autopista se me viene uno y su leal ayudante. Un personaje malvado (lo que no coincide con nuestro Quijote) y a su ayudante fastidioso, un individuo con largo bigote, corredor de largas, duras, peleadas y tramposas carreras, un sujeto arrogante y francés.

En su programa solía conducir un “Súper Ferrari Especial 1" azul, de dos asientos, uno para Piernodoyuna y el otro para su chistoso amigo el perro Patán. Qué personaje tan parecido a Quijote: era protagonista de un programa de televisión llamado “Los autos locos”, donde el competía contra Penélope Glamour, Los hermanos Macana, Pedro Bello, la pandilla, entre otros.

Nuestro rufián es un francés malvado y tramposo que dedica su vida a las carreras y a hacer trampa en ellas para así poder ganar o ganar, para lograrlo este hombre avejentado y encorvado constantemente hace trampa pero lamentablemente nunca logra sus planes con éxito.

¿Y quién está en ese momento para acompañarlo? Su ayudante perruno y pulguiento, que relacionado con Sancho, es el “cable a tierra” de su patrón. Patán, que tantas veces se rió burlonamente y también a gruñido por causa de las locuras de su amo.

No logro recordar una carrera ganada por estos dos personajes tanto limpia como suciamente, y me cuesta recordar también, una batalla ganada a mi parecer, por Don Quijote y su amigo Sancho, ya sea contra molinos de viento, dueños de posadas malhumorados, patrones castigadores o guardias carceleros, he ahí que nuestros amigos corredores no han salido bien de las carreras como nuestros aventureros han salido tantas veces lastimados y malheridos de las batallas.

Pero Don Quijote y Sancho están siempre en la arena como Piernodoyuna y Patán. Estos dos viejos sujetos tienen una visión totalmente equivocada de la realidad y cada vez que intentan hacer algo, por así decirlo, les cae una piedra desde arriba.


miércoles, 21 de noviembre de 2007

El hilito

En el marco del cierre del segundo trimestre del año, volvimos sobre nuestra cuestión central: la perdurabilidad y a la carga con nuestras preguntas: qué o quiénes perduran, de qué maneras, por qué causas, con qué consecuencias (dichas de manera muy general). Buscamos, recorriendo las tareas realizadas durante el trimestre, las que pudieran dar respuestas a algunas de estas preguntas. Lo que sigue es un caso.

Un día llegué al aula con dos textos para leer en voz alta. No anuncié el tema de la clase, el tema era construirlo entre todos a través de la lectura, como ocurre en la historia misma de la literatura, en la que nada existe sino a condición de ser leído (de primera o de quinta mano pero leído).


Uno era el capítulo original de El ingenioso hidalgo… en el que Don Quijote dirige su discurso relativo a las armas y las letras; el otro, la obra de Federico Jeanmaire (con Ángeles Durini, autor de la adaptación de la obra de Cervantes, con la que trabajamos) Papá. Esta es una obra autobiográfica muy intensa, impecable e implacable su belleza literaria, que entrama de la vida de Federico las relaciones con su padre militar y con su patria, en el contexto de la muerte del hombre y de la crisis nuestra del 2001. La oposición entre las armas y las letras que Don Quijote nos había presentado es claramente legible como motivo al interior de esta narración, de la que leí algunos fragmentos. Pero además, Jeanmaire se reiteraba como puente entre Don Miguel de Cervantes y nosotr@s, nuestro tiempo.

Varias asociaciones provocó esta lectura: se revisó el contexto histórico en el que Don Quijote enuncia su discurso, se observó la relación aparentemente paradójica entre el personaje y su autor; se recordaron otras obras en las que aparecía de otros modos la misma oposición: el historiador Mosca en El Eternauta y hasta el historietista mismo narrador de esa historia; se recordaron numerosos autores de literatura que han tenido su palabra como arma: Germán Oesterheld, Juan Gelman, Rodolfo Walsh, Miguel Hernández y la tensión más general de la literatura con el poder represor; se asoció este discurso, entonces, con otra escena que volvía a convertirse en motivo: la de la quema de libros y vino a la memoria Fahrenheit 451 de Ray Bradbury; se criticó el argumento de políticos contemporáneos abanderados de la libertad y la paz que no tienen otras armas que las de la violencia; se recordaron situaciones personales en las que una palabra había herido más que una piña; se relacionó la distribución entre las fuerzas físicas y las de la elocuencia con la tradición en la formación de los géneros sexuales.


Estaba claro en el tiempo de las conclusiones que esta actividad había hecho aparecer el concepto de motivo literario como algo que perdura hilvanando las obras y el pensamiento de una cultura y que, en ese hilo, nos lleva de unas obras a leer o releer otras.

A su vez, viene siendo esta oposición entre las armas y las letras un enlace, al interior del programa de estudios como discurso, para nuestra aproximación al Martín Fierro de José Hernández, en los tiempos en los que, en nuestro país, la diferenciación entre la actividad política, la militar y la literaria todavía estaba en ciernes, como él.

Las fotos son de Mariana Capponi. Muchas gracias.
_________________

Nota para que la lea algún amigo, alguna amiga, de Federico Jeanmaire y le cuente: vari@s alumn@s salieron de esa clase a comprar tu libro.

lunes, 19 de noviembre de 2007

Guiar al que busca

Alguien busca respuestas.
Alguien busca descubrir al malo, al bueno.
Alguien se pierde en la búsqueda.
Alguien ya no tiene consuelo.
Alguien se enamora, alguien odia.
Alguien es traicionado, alguien es vengado.
Alguien es creado por las exquisiteces del hombre, de un hombre.
Alguien es creado por la filosofía, por las pasiones.
Alguien vive un tiempo que inventaron otros.
Tiempo del individuo y del caballero.
Alguien es reflejo de las mentes de su inventor, alguien renace.
Mas alguien muere.
Alguien vuela a través del espacio y el tiempo.
Y cae.
Alguien es de lo que fueron los padres, de la tinta y la pluma, y de la sangre y de la confabulación.
Pero alguien te lee.

domingo, 18 de noviembre de 2007

AGUA

Basta que el hombre vaya a la cocina y en esta hora primaveral abra una canilla y llene un vaso con agua y después mire esa misma agua en la luz que se filtra a través de los vidrios de la ventana para que la imaginación se dispare y comience una carrera loca y nada sea igual que un minuto antes, porque ahora el

hombre está pensando que el agua de su vaso viene desde ese mismo río que él puede descubrir cada mañana más allá de los mástiles de los barcos amarrados en las dársenas, desde aquella masa uniforme y monótona que casi no cambia con las variaciones del cielo y las estaciones, entonces, el hombre medita en el largo y complejo proceso de depuración y de qué manera el agua, a través de innumerables e insospechadas cañerías, en el vientre de la ciudad, llega finalmente hasta ahí, a su departamento, a la cocina de su departamento, a la canilla que acaba de abrir para saciar su sed, agua venida desde aquel río profundo y oscuro, agua cristalina, límpida, transparente, agua pura a menos que una mente afiebrada, aun en la calma de un mediodía como este, quiera cargarla de imágenes de horror, enturbiándola, ensuciándola, volviéndola súbitamente intolerable, imágenes, imágenes, aspas que no son de molinos girando en la noche negra, hélices de anchas palas sobre pájaros de muerte embistiendo elarie del río, bultos arrojados al vacío, cosas vivas cayendo cayendo y después hudiéndose en el agua revuelta, hacia el fondo, hacia la oscuridad absoluta, hasta mezclarse abajo con el barro milenario, con desechos milenarios, lejos para siempre de la luz y las respuestas y la posibilidad de cordura, allá en el agua del río, esa misma que ahora el hombre se dispone a beber para saciar su sed en la cocina de un departamento invadido por la tibieza de un día soleado y la música del grabador, agua clara, purificada, desinfectada, con su justa proporción de cloro, que llega con la misma eficiente facilidad a otras canillas, en edificios céntricos, en los suburbios, en casas, oficinas, conventillos, mansiones, hoteles transitorios, cárceles, hospitales, cementerios, canillas de plástico, canillas de oro, la misma que llena la pila bautismal de las iglesias,, las piscinas para el deporte o el placer, la que lava la piel de los recién nacidos igual que la arrugada piel de los ancianos, la que acaricia a la adolescente detenida ante el espejo del baño orgullosa de su cuerpo en flor, la misma agua que acude a los miles de picos de las máquinas de café en todos los bares de la ciudad, la que alimenta macetas en ventanas y balcones y también algún nostálgico huerto de un inmigrante europeo en un barrio cualquiera, la misma que sirve para la cocción de alimentos y para borrar la sangre de los asesinatos, tinieblas, zumbidos en la noche, bultos arrojados, cosas vivas cayendo, silencio, agua de múltiples usos, agua que sirve para lavar otros muertos en ciertas ceremonias fúnebres, agua limpia, agua que según la tradición luce aproximadamente incolora, insípida, inodora, uno de oxígeno y dos de hidrógeno, agua transparente, óptima e insustituible para la higiene, agua que alberga espantos, bultos, cosas vivas cayendo cayendo, hundiéndose en el líquido oscuro, bajando bajando, perdidas, confundidas en el barro milenario, lejos para siempre de la luz y las respuestas y la cordura, agua que brota en chorros triunfantes en las fuertes de las plazas y es aprovechada a veces para los conciertos acuáticos durante las primeras horas de la noche, agua donde se bañan los gorriones, agua transparente, agua para las manos del cirujano, de la partera, del mecánico, de la maestra, del jugador de fútbol, del político, del policía, del comerciante, del artista, agua para lavar todas las manos, agua que ha perdido la inocencia, aspas que no son de molinos girando en la noche negra, hélices de anchas palas sobre pájaros de muerte, bultos arrojados, cosas vivas cayendo y cayendo, hundiéndose lejos para siempre de la luz y las respuestas y la posibilidad de cordura, agua que trae nombres, agua mansa útil indispensable a la civilización, agua llegada hasta este vaso a rtavés de complicados procesos de purificación y que ninguna purificación podrá jamás purificar del todo.


Antonio Dal Masetto
en El periodista de Buenos Aires Nº 62, 15 al 21 de noviembre de 1985

viernes, 16 de noviembre de 2007

¿Daña el agua?

Como todos sabemos Un enemigo del pueblo es la obra más controvertida del noruego Henrik Ibsen, un clásico que sigue planteando problemas al lector o al espectador de la historia protagonizada por el doctor Stockmann, según mi parecer es la razón por la que perdura; empieza denunciando la corrupción de las aguas en un balneario y acaba comprobando que esa corrupción es una metáfora.

Un enemigo del pueblo es una obra conflictiva, en la que se unen realismo y simbolismo y chocan los principios del individuo con los intereses de una sociedad que fue destruida por la corrupción del poder, la mentira y la manipulación de la realidad.

Lo que caracteriza a los clásicos se manifiesta en un texto como este, que sigue planteando, igual que el teatro griego, los grandes temas conflictivos que siempre están en la actualidad: el poder y la libertad, la verdad y la manipulación, la conciencia y los intereses, uno solo y la sociedad.

Un enemigo del pueblo es, entre otras cosas, un texto de teatro político y moral lo suficientemente complicado como para comprender la ideología de las dictaduras, la justificación de un gobierno tirano en los supuestos derechos que las mayorías le otorgan.

El Publi-Pueblo

Luego de tener una visión general del libro y conocer en profundidad todos los actos, decido dirigirme al Teatro San Martín a ver Un Enemigo del Pueblo. Sentado a media sala, sin estar muy adelante ni muy atrás, comienzo a situarme en la obra. De esta manera creo estar en fines de 1800, en un pequeño pueblo liderado por burgueses acaudalados. Me siento un habitante de un pueblo que prosperó por lo mismo que luego se hundiría, y no por cualquier cosa digo "hundiría".

Ibsen pone en el centro un tema que se repetiría en varias de sus obras, el agua; como el agua tiene protagonismo en "La Dama del Mar", otra obra del noruego. Esta agua repetitiva para Ibsen ocasionar el conflicto en la obra. Dr. Thomas Stockman descubre que esa agua curativa, la que le había dado al pueblo prosperidad en los últimos años, se transformaría en un factor contaminante para toda la sociedad. Los estudios científicos del doctor lograban hacer vacilar la conciencia de los políticos y clase alta del pueblo, pero a la vez develar la pura verdad del hecho haría vacilar y por qué no hacer caer su posición y la de su familia dentro de su comunidad.

Mientras el pueblo se confunde, opina, critica, dialoga y acusa, de repente me vi dentro de esa masa de pueblo, muy bien representada tanto taeatralmente como en el texto. Uno queda con la opción de elegir de que lado está: el pueblo y la clase política se inclinan a culpar al personaje principal . Pero luego de sentirme uno más del pueblo, observo la reacción y la decisión del doctor, que basándose en sus principios y siendo presionado para negar lo investigado decide seguir adelante y logra dejar en claro delante de la sociedad y la prensa, la corrupción de la clase politica y empresarios.

Aquí es donde veo la relación con El Ingenioso Don Quijote de la Mancha, no tanto por el contexto ni por los hechos en sí, sino por la actitud de ambos protagonistas principales en el realizar lo que ellos desean sin importarles la opinión pública. Mientras Quijote se enamoraba de sus libros y de su "propia" realidad, asimismo lo hacía el doctor con sus investigaciones sobre el agua y con el coraje y valentía de sacarlo a la luz sin detenerse ante un porvenir más que anunciado. Ambos personajes hicieron lo suyo, sea con fines más importantes o menos, ambos realizaron lo que sentían, pero sin importarles los murmullos o los gritos de todo el pueblo.

Pero de esta manera queda expuesto el pueblo a ser una pequeña representación de la ideología de la clase política. Aquí es donde encuentro lo más interesante de la obra de Ibsen. La actitud no del enemigo, sino del pueblo. Ese silencio parcial que hace el pueblo frente a lo ocurrido remite en muchas realidades actuales o a algunas del pasado. ¿Por qué no podría recordar años nefastos para la historia argentina en los que la toma del poder por militares provocaba silencios en el pueblo más que llamativos? Este pueblo se veía rodeado de silencios que, en este caso, no es de los inocentes sino de un pueblo que poco de inocente tiene y sabe lo sucedido, pero prefiere callar, la oscuridad, el agua tóxica.

Pero a la vez ese pueblo era Yo en la obra, yo sentado en mi butaca me sentía uno de ellos, me sentía un prisionero más del silencio político corrupto que, muy bien representado por Sergio Renán, logra que el público se identifique y haga que cuando termina la obra uno diga... ¿Entonces yo era ese pueblo silencioso? o quizas yo soy ese pueblo silencioso. Una historia de hace más de 120 años da el mismo resultado en una realidad mucho más cercana y presente .

jueves, 15 de noviembre de 2007

PATRIA MÍA

¡Por la patria! Cuántos tiranos han usado esta frase como excusa, cuántas atrocidades se han ocultado con esta frase, todo todo, por la patria, una patria que no era de ellos, no, era de los “ignorantes”.

Vamos a limpiar esta tierra de ignorantes le dicen a Fierro unos tipos bien vestidos, váyanse les tendría que haber dicho él.

Pero no lo hizo, capaz que lo pensó pero eso no se sabe... ¿por qué no se lo dijo?, ¿por miedo? ¿Cuán grande puede ser el miedo que te obliga a quedarte quieto ante una injusticia? Tampoco culpemos a Fierro, un torazo que se negó al trabajo obligado para evitar ser domado. Nunca nadie hizo ni hace nada: siempre esperamos y mientras tanto, vemos a Roca en los billetes de cien y la mayoría no decimos nada.

Pero quién va a decir algo cuando ve uno de cien que no sea es mi plata. Y es gracioso como la plata cubre todo porque cuantas más rocas tengamos menos nos va a importar quién fue Roca y hasta lo vamos a querer querer y querer.

Pero mientras tanto hay algunos que todavía lo sufren, y a pesar de que la Campaña terminó hace mucho, se siguen sintiendo acorralados y rodeados. Esta vez no son hombres con pistolas y sables, no, son hombres con alambrados y documentos los que los hacen sentir así. Y estos son más peligrosos que los otros porque, con coraje, contra los otros había chances, pero con estos, con el coraje, hay menos oportunidad todavía.

Pero bueno, es por la patria y eso lo justifica, eso justifica todo. Pero la patria no era de ellos, claro esto no está escrito y no se aclara en el billete, porque hacerle un monumento a unos chorros queda mal.

Lo peor es que hay muchos que pensaban igual al que apretó el gatillo, pero nadie se acuerda de ellos como lo que fueron, por lo bajo, porque el gatillo no lo apretaron.

Es raro escribiendo esto me da bronca y quiero salir a gritar y a pegarles a los que todavía continúan la Campaña. Pero es inútil, nunca me van a escuchar porque su mentor, que siempre va con ellos en el bolsillo les habla y les dice que cuantas más copias de él tengan, más felices van a ser. Y ellos le creen, y continúan con la alambrada hasta que un día ya no va a haber más cosas que alambrar, y es ahí cuando no van a saber qué hacer, porque no quede nadie para pisotear y como ya todos los que antes pisoteaban se camuflaron, tanto que se perdieron en el paisaje, no tienen donde pararse. Y ahí se van a caer.

Lo bueno es cuando ellos se caigan el camuflaje se va borrar y los que hayan perdurado, con aunque sea un poquito adentro suyo, van a volver a mostramos a todos quiénes son los dueños y quiénes los invasores ignorantes.

¡Viva la patria! no la mía, la suya.

martes, 13 de noviembre de 2007

Hamlet, Edipo y yo

Tanto Hamlet como Edipo son personajes trágicos, separados entre ellos por más de dos mil años de literatura. Y su tratamiento es muy distinto, fruto de la evolución de la idea que el hombre tiene de sí mismo, y que refleja en la literatura.

Así, mientras que Edipo es el típico héroe de la Antigüedad griega que desconoce el alcance y las consecuencias de su actuación (no sabe, por ejemplo, que ha matado a su padre y se ha casado con su madre), Hamlet conoce de primera mano qué sucede, quién lo hace y por qué.

Edipo “no sabe”, pero es que, además, cree que el destino no se puede cambiar. Este aspecto es una clara herencia de la presencia de unos dioses que trazan con mano firme el futuro de las personas, y por muchos oráculos que predigan este futuro negro y las mil maniobras que Edipo hace para zafarse de su triste sino, nada puede hacer.

Hamlet, en cambio, tiene la posibilidad de construir su propio futuro. Si mata a su tío Claudio podrá reinar, y su padre podrá descansar en paz. El problema de Hamlet es que retrasa la venganza y esconde lo que sabe. Sólo lo medio revela cuando se finge loco, pero a los locos nadie los cree, pues locos son.

De “Hamlet” se dijeron muchas cosas, y se hicieron múltiples interpretaciones. Mientras preparaba esta opinión leí hasta que se la considera un “fracaso artístico”.

También hay interpretaciones freudianas (Hamlet desea a su madre, y está celoso de su tío), pero a mí, estas teorías que tienden a justificarlo todo sobre la base de las frustraciones sexuales del personal no me terminaron de convencer nunca.

Particularmente, creo que “Hamlet” es una obra demasiado grande para buscarle una única interpretación. Puede haber tantas como personas la lean, ya que lo que en ella se tratan son los sentimientos que han movido y mueven el Mundo: odio, deseo, venganza, amor. Y cuando alguien escribe sobre eso, no puede dejar indiferente al lector ni a la lectora. Mientras escribía estas últimas líneas se me ha ocurrido que incluso se puede ver a Hamlet como un gestor del conocimiento (no olvidemos que él “sabe”), y en este sentido es casi un dios que descubre un mundo corrompido por la sangre y la ambición. Con su conocimiento él puede cambiar esta situación, pero no lo hace, pues ve que su mundo no tiene arreglo posible.

jueves, 8 de noviembre de 2007

LA REALIDAD (primera parte)

Existe un concepto en común de la realidad misma, uno de los ejemplos podría ser "el cielo es azul". Una oración tan simple y común como esa afirma que todos vemos en un cielo común lo mismo. Y nadie se atreve a cuestionar que eso sea realmente así. Como si solamente dependiera de como es el cielo y no de lo que cada uno ve.

Pero cada uno podría describir el mismo cielo de una manera distinta. Entonces mis preguntas a analizar serían ¿cómo distinguir quién dice la verdad sobre la realidad y quién no?, ¿quién simplemente la modifica para contártela y que sea más interesante o quién la ve realmente distinta? ¿Cómo explicarle a alguien que hoy tu cielo no está azul?, sin embargo, seguiría siendo un cielo en común, el mismo cielo. ¿Cómo incide la realidad psíquica en la realidad individual? ¿Cómo cambia lo que uno siente aquello que uno ve?

Esto me lleva a pensar que no hay una realidad objetiva, sino que cada uno la describe de acuerdo con su propia lectura. Pero hay algo que nos indica que esa realidad está ajustada a la verdad. Es difícil entender que el ser humano puede ver el mismo fenómeno de distintas maneras. ¿Cuando hablamos de la realidad hablamos de algo subjetivo u objetivo?

En la novela de Miguel de Cervantes El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, su protagonista tiene un tema complejo en cuanto a su realidad. Don Quijote vive una realidad diferente a los demás. Algunos de los claros ejemplos que el libro nos brinda son cómo él ve un castillo cuando es simplemente una posada, o ve al dueño de esta como señor del propio castillo, imagina a las prostitutas como damas, se enamora perdidamente de alguien que ni siquiera lo conoce, o ve a los molinos como los gigantes. ¿Se podría afirmar que Don Quijote distorsiona la realidad?, ¿o simplemente la modifica?

Yo creo que él la ve diferente y por lo tanto, se la cree, aunque uno nunca va a saber si el otro modifica su realidad o simplemente te la dice como exactamente la vive y es distinta a la tuya.
Don Quijote se crea su propio mundo utópico, ve lo que el desea y lo vive… tan intensamente que contagia a los que están alrededor y los hace dudar de la realidad propia. Un ejemplo claro es cómo su fiel compañero Sancho Panza que comienza creyendo a Don Quijote loco, luego finaliza en su misma "locura".

¿Entonces la realidad es propia o es un poco de uno y lo demás es lo que absorbemos de los que están junto a nosotros? Hace varias semanas (tantas como meses) cuando leíamos Edipo rey, había llegado a entender que a veces es la propia naturaleza la que te lleva a sentir ciertas cosas pero es la cultura la que te enseña y educa en que no es correcto. Me resulta tan contradictorio cómo en este caso, la cultura es tan estricta diciendo que uno no puede tener una relación con alguno de sus padres y la denomina incesto, pero por otro lado, es la misma cultura la que se enriquece por las realidades distintas de cada uno.

Creo que no solo tiene que ver con lo que uno ve, sino también con sus antecedentes. En una sociedad hay personas muy distintas, con diferentes valores, educaciones, clases económicas, cada uno con una familia distinta y los problemas y satisfacciones que trae ella, y hasta otros sin familia, sin amigos ni nadie. Por eso yo creo que la realidad en parte no es objetiva,
y que a lo largo de nuestras vidas nos vamos armando como personas adquiriendo distintos conocimientos y eso va conformando distintas realidades. Ni siquiera la misma persona tiene una sola realidad, sino que la va cambiando, logrando y amoldando.

La realidad para mí no es de una sola manera.


Luciana Setton

CUENTOS BORGEANOS


Cuentos Borgeanos es una banda "nueva" que está circulando por la radio y los canales de música como MTV, Much Music, CM, etc..

Esta es una entrevista que buscamos en internet sobre el origen de este nombre tan poco convencional y ¿literario?




En el segundo disco hay un fragmento del cuento de Jorge Luis Borges, “La Casa de Asterión”, además de que el nombre de la banda es un homenaje a él. ¿De donde surge tanto amor por el escritor argentino?

Nace a los 11 o 12 años… Ya desde muy chico, llegó a mis manos una edición muy vieja y toda rota de Ficciones, que aún conservo, y ahí me fascinó. Entonces, a lo largo de mi vida y antes de formar la banda me marcó mucho. Para mí, Borges es mucho más que un escritor que admiro, es una forma de pensamiento en mi vida, es uno de los grandes pensadores del siglo XX, más que un gran escritor. Mi visión del mundo es muy “borgeana”, y el nombre del grupo es un homenaje a él, quien seguramente se escandalizaría si supiera que una banda de rock lleva su nombre (risas).

En las letras de Cuentos Borgeanos hay una tendencia a ser mucho más intelectual de lo que es la media del rock…

En un momento nos catalogaron como "rock literario", y nos pareció muy aburrida y pretenciosa esa definición. Soy un gran lector, pero intento tratar de dejar de hablar de literatura en las entrevistas, porque si no, parezco un escritor. Paro nosotros, la literatura es un hábito. Vivir leyendo, comentar un libro o un pensador y debatir una idea, es algo normal para nosotros. Entonces, es algo tan natural que, al momento de componer una letra, eso existe. Cuando compongo una letra no pienso sólo en Borges o en Camus, sino en la noche que salí a divertirme con mis amigos. Lo que quiero decir es que no es una impostura, es un hábito para nosotros la lectura. Y eso, que desde afuera parece pretencioso, es algo natural. En definitiva, somos rock.

Lucas Sebastian Joan! :)



martes, 6 de noviembre de 2007

La razón del sistema

Brenda, Martu, juguemos con las matemáticas, nuestra no vocación, nuestra no pasión, nuestro no fuerte. Juguemos con ellas como si de animalillos indefensos se tratara. ¡Sí! Gastemos a las matemáticas, mezclémoslas con las letras, saquémoslas de las insoportables hojas cuadriculadas para llevarlas a las rayadas. ¡Se van a volver locas, se van a perder en el rallador como un queso!
O mejor aún, van a rebozar de letras como la milanesa reboza de pan rallado. Nos gustó la idea, vamos a experimentar con los números, a darles un sentido que nos haga interesarnos en ellos y odiarlos un poquito menos.
Aclaración: El texto puede sonar serio al principio, pero es posible que a partir de cierto punto medio empiece a adquirir un dejo de locura. Estamos jugando. Gracias.

Vamos a retomar un conflicto vigente hasta el día de hoy para referirnos a las mayorías (nos inspiramos en la obra Un enemigo del pueblo, de Henrik Ibsen). He aquí lo que pensamos de ellas, lo que la sociedad supone de ellas.

Por ejemplo, Adolf Hitler representó al pueblo. Tenía la razón y el apoyo. Eran los cuerdos de la historia.
Hitler=Pueblo, mayoría, cuerdos.

El judío representa a la minoría, a la fuente de la locura que se quiere erradicar.
Judíos=Locos, minoría.

Basándonos en esto, la minoría generalmente representa al loco según la mayoría, la cual cree que siempre está en su sano juicio.

MINORíA=LOCO
MAYORÍA=CUERDO

LA RAÍZ DEL LOCO ES IGUAL A LA MAYORíA AL CUBO QUE LE ADJUDICA ESE TÍTULO. POTENCIAS DE DIFERENTES BASES, NO SE PUEDEN SUMAR. lA ECUACIÓN QUEDA INCOMPLETA Y NO TIENE SOLUCIÓN.
CONJUNTO SOLUCIÓN= VACÍO.

Saquemos el dominio de la ecuación.

mayoría>0
0=locos

se elimina la minoría, se cancela.

¿Pueblo nazi. Facho. Cuerdo?


Pensamos en dos posibilidades de ver el mundo:

1) dedos/mayoría D locos = {índice, anular, meñique, gordo} hacia abajo
dedo/dedo minorial o cuerdo {mayor} que mira hacia arriba

2) dedos/D normales, cuerdos, mayoría bah = {índice, anular, meñique, gordo} hacia arriba
dedo/ hacia abajo: "loco", hacia arriba. spidermal. trepa. = {mayor}

El modelo 2) es el que implementamos en la actualidad. Pero, ¿no podría ser al revéeeeeeeeees?

¡chan chan cha chaaaaaan!

(Basándonos en que la minoría son locos:)

Los sipidermales cuelgan arriba, en el cielo con diamantes. Agarrados de una telaraña, fina cuerda. La telaraña.
NO TIENEN LOS PIES SOBRE LA TIERRA Y SE LOS LLAMA LOCOS.
La mayoría los mira con desprecio, con un poco de envidia, pero en secreto. Son los spidermales porque son el mal para la mayoría, para el pueblo.
Amenazan con ideas revolucionarias, distintas, incoherentes.

Las mary janes de todos los spidermales son sus sutiles cables a tierra. Son como Sancho Panza,
el mitad-cuerdo-mitad-loco. ...En la sala de espera.

1/2 de cuerdo + 1/2 de loco = 1 panza confundido.


Por Brenda y Martina.

lunes, 5 de noviembre de 2007

No solo las mulas son híbridas

Estoy desnudo frente a todas esas personas. Parado en el medio de la vida. Tres paredes me rodean. La cuarta, me observa fijamente. No me sacan los ojos de encima. ¿Qué esperan de mí? ¿Alguna pirueta? ¿Querrán que me ponga una nariz de payaso y los divierta? No entiendo. ¿Actúo o me inhibo?

Solo. Estoy completamente solo. ¿Dónde está ese grupo de griegos que ponen en sus bocas lo que pasa por mi mente? Me vendría bastante bien en este momento.

¿Qué me susurran detrás del telón? ¿Que hable por mí mismo? ¿Que ya pasaron de moda? ¿Actuó o me inhibo?

¡Pucha, me siguen mirando! ¿Pretenden que baje adonde están ellos? ¿Que me siente en esas cómodas butacas a juzgar al loco que está arriba? No, jamás. Podría bajar el telón así dejan de mirarme. Sería fácil acabar con todos los problemas. Con soltar una soga, la gran tela caería y no tendría que enfrentarlos. No. El director no me lo permite. ¡Un segundo! Estoy pensando demasiado. La conciencia nos hace unos cobardes. El color natural de la resolución se enferma con el pálido tinte del pensamiento. Es por esa razón que sigo acá parado sin hacer nada, haciendo un monólogo en mi interior. Si se dieran cuenta de la tragedia que corre por mis venas, se levantarían y aplaudirían hasta que las manos se les desintegren. Pero no lo entienden. No son capaces de entender que sucede dentro de mí, por eso me empiezan a tirar tomates. Creo que tardé bastante en contestar la pregunta. ¿Actúo o me inhibo?

Ya no tiene sentido responderla. Me bajaron el telón. Ahora soy como la calavera de Yorick.




domingo, 28 de octubre de 2007

"El hombre más fuerte es el que está más solo" Henrik Ibsen



La locura se muestra, de una manera paralela en las dos obras (o las tres) de las que venimos hablando últimamente. Aunque a primera vista la locura de Hamlet y el enloquecimiento de Don Quijote parecen contraponerse, un análisis de sus hechos y monólogos, descubre una gran similitud.

¿No podría ser el mensaje de Shakespeare y de Cervantes el que, en realidad, sus héroes no son los locos, sino que la locura se encuentra en quienes roban, matan, no respetan a los otros, carecen de modales y están ahogados en ignorancia? ¿Que la época ha perdido su sentido y juicio, dicho con las palabras del maestro Shakespeare?

Allí adonde pertenecen estos dos enloquecidos, quizás sean pueblos ensordecidos e ignorantes como el del "enemigo". Y la locura de los personajes sea una manera de reclamo a la sociedad de la que los autores formaron parte, tan sucia como el balneario de Tomás, las cuales les sirvieron a Shakespeare y a Henrik Ibsen para criticar la realidad respectivamente contemporánea, en la que el mundo vivía de forma absurda en una Europa llena de guerras y de desórdenes. La locura sería un artificio para juzgar la demencia de los otros.

Don quijote, por su parte, es un personaje solitario, que encuentra en los libros, en la locura, una salida de la realidad. Hamlet decide fingir que está loco después de haber hablado con la Sombra de su padre, pero "admite" su locura en varios momentos. Creo, sin embargo, que encuentra en ella tanto un instrumento para manipular a la gente en torno a él, como un refugio que lo protege, al igual que a Don Quijote, de la realidad.

Veo en los personajes a sus autores: son seis rebeldes: Sheakespeare y Hamlet, Cervantes y Don Quijote, Tomás y Henrik Ibsen; con ideas poco distintas, con un poco más de conciencia y de coraje, que intentan encontrar la salida a sus angustias, tanto contando la historia de un personaje, como alocándose
.



miércoles, 24 de octubre de 2007

Quiero partir de lo más cercano: este papel y este lápiz con el que estoy escribiendo (ahora pasándolo a computadora es muy tonto leerlo y escribirlo también), y de lo más complejo y lejano a la simpleza: lo que mi cabeza piensa y relaciona, que en realidad y pienso y relaciono pero- como no puedo poner un orden cronológico a todo lo que veo en imágenes, oigo en ruidos y escucho en voces y palabras- me lavo las manos y culpo a mi pequeña y confusa cabeza.

Puedo relacionar miles de cosas con la obra de Miguel de Cervantes Saavedra, y es por eso que perdura y sigue apareciendo en los pensamientos de las personas. Puedo relacionar la influencia que dio para escribir y las miles de ideas que se me pasaron por este músculo enredado, lleno de ideas y preguntas:¿cuál es la realidad?, ¿de quién es la realidad de la que todos hablan?, ¿está escrita la realidad?, ¿quién la escribió?, ¿alguien se sentó a pensar sobre esto tan abstracto y lo impuso de la nada?, ¿en mi cabeza qué es real?, ¿es bueno vivirla?, ¿existirán miles de realidades paralelas , para cada uno es la realidad de todos pero que, en realidad (valga la redundancia), no tiene nada que ver con la del que está al lado mío?, ¿de qué color es?, ¿por qué nos preocupamos tanto por conocerla y estar acorde con lo que se supone que es?, ¿no puedo inventar una?, ¿SE CRUZAN LAS REALIDADES?

Se cruzan y se mezclan y es ahí donde en cada mente comienzan a aparecer imágenes, ruidos y voces y palabras de la realidad ajena y diferente, es ahí donde nace la intriga y el cuestionamiento; en ese momento -interminable o instantáneo- que se conoce y conoce nuevos músculos y energía enredada y se comienza a abrir. Pero cuando una realidad es extremadamente distinta a la impuesta por la sociedad y, de alguna manera, nuestra, nos da miedo. Entonces, simplemente la ignoramos y apartamos.

Así le pasó a Don Quijote, un hombre sin nombre y con mucha realidad. Un hombre que vivía la suya y sin importar lo que fuera la ajena, se respetaba y respetaba su historia y su vida y sus ideas y su imaginación, con un pensamiento difícil como el de todos, y con piernas y brazos pero con otra realidad, con otras ideas y sueños que quizás muchos soñaron pero a los que no se animaron.

Cuando escribo esto aparece en mis pensamientos la envidia. Lo envidiaban por probar. Aparece también la identificación: se identificaban y envidiaban y por eso rechazaban. Al contrario de los lectores (Quijote también), que se identifican y entran a mundos y universos que no les pertenecen, y a dimensiones de pensamientos que nunca hubieran imaginado y nunca se hubieran cruzado si es que un lápiz y un papel y una anudada y diferente mente no hubiesen existido.

¿Pienso, luego existo?

sábado, 20 de octubre de 2007

Hamster

Reír o no reír… He ahí el dilema.

¿Qué es mejor para los labios,

sufrir los insultos de Citrus, ardores, lejías,

o levantarse en flores contra la lluvia de sal,

y oponerse a ella y que así cese? Jugar, crear…

Todo más; y decir así que con un trompo

damos fin a las torturas de la conciencia

y a todas las cruces, herencia de la tarde,

y decir: ven, invención, yo te deseo. Jugar, crear,

crear… ¡tornar acaso! ¡Qué difícil! Pues en el otro lado

del espejo ¿qué risas sobrevendrán

cuando despojados de las caladuras lúdicas

encontremos el silencio? He ahí la insanía

por que tan maloliente llega a ser la tristeza.

¿Pues quién podrá soportar los ahogos y nubes del llanto,

la cuchilla en la voz, el temblor de las manos,

la luna de la luz despreciada, la espera del canto,

la mirada distante de la televisión, la relectura

que la poesía sufre de quien está perdido,

cuando uno mismo tiene a su alcance la alegría

en el filo desnudo de la música? ¿Quién puede soportar

tanto? ¿Gemir tanto? ¿Llevar de la siesta un recuerdo

tan aburrido? Nadie, si no fuera ese algo tras el juego

-ese país por descubrir, de cuyos confines

ningún viajero retorna- que confunde la libertad

haciéndonos pacientes ante los retos

antes que volar hacia un miedo desconocido.

La estupidez, así, hace a todos cobardes

y, así, la verde naturaleza de la nefreganza

se entumece en las alambradas fibras del amor;

y así caballos de madera y trenes para armar

llegan a torcer su rumbo al ocultarse

para nunca volver a merecer el nombre

de la acción. Pero, máscaras… la hermosa Calesita. ¡Hermana,

en tus vueltas, jamás olvides mi dolor!


jueves, 18 de octubre de 2007

foto foto foto foto


4ºB MEDIOS 2007

lunes, 15 de octubre de 2007

Martín Fierro a la Blogacción

Hoy es el día de la Blogacción, una iniciativa para que todos los weblogs en un mismo día reflejen desde su particular punto de vista un interés común. Este año se trata del medio ambiente, precupación a la que sinceramente adhiero, lo saben. A ello se debe la lectura a la que invito a continuación para promover el debate.
Temas sobre los que estamos conversando últimamente se ligan en esta acción por medios de los blogs. El canto que sigue es la parte inicial del contrapunto entre Martín Fierro y el Moreno hermano del que aquél mató. Se trata de un duelo por medio de la palabra que sustituye aquél de los cuchillos. No es menos filoso, no requiere menos coraje (lo hay en el hecho de contener la violencia), no es menos virtuoso que el de la esgrima del puñal. Por eso, lo vinculé con nuestro tópico de las armas y las letras, el cual nos propuso la lectura de El Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes Saavedra, por una parte; y también, con la posibilidad de que hoy millones de palabraspensamientos (logos) en el mundo virtual (web) se alíen en la puesta en primer plano de un objetivo humano.
Además, claro, dos gauchos filosofan -no podría ser de otro modo- desde la tierra:

XXX

MARTÍN FIERRO
1039
Mientras suene el encordao,
mientras encuentre el compás
yo no he de quedarme atrás
sin defender la parada,
y he jurado que jamás
me la han de llevar robada.

1040
Atiendan, pues, los oyentes
y cáyense los mirones;
a todos pido perdones,
pues a la vista resalta
que no está libre de falta
quien no está de tentaciones.

1041
A un cantor le llaman güeno
cuando es mejor que los piores;
y sin ser de los mejores,
encontrándose dos juntos,
es deber de los cantores
el cantar de contrapunto.

1042
El hombre debe mostrarse
cuando la ocasión le llegue;
hace mal el que se niegue,
dende que lo sabe hacer;
y muchos suelen tener
vanagloria en que los rueguen.

1043
Cuando mozo fuí cantor
(es una cosa muy dicha);
mas la suerte se encapricha
y me persigue costante:
de ese tiempo en adelante
canté mis propias desdichas.

1044
Y aquellos años dichosos
trataré de recordar;
veré si puedo olvidar
tan desgraciada mudanza,
y quien se tenga confianza
tiemple, y vamos a cantar.

1045
Tiemple y cantaremos juntos;
trasnochadas no acobardan.
Los concurrentes aguardan,
y porque el tiempo no pierdan,
haremos gemir las cuerdas
hasta que las velas no ardan.

1046
Y el cantor que se presiente,
que tenga o no quien lo ampare,
no espere que yo dispare
aunque su saber sea mucho:
vamos en el mesmo pucho
a prenderle hasta que aclare.

1047
Y seguiremos si gusta
hasta que se vaya el día;
era la costumbre mía
cantar las noches enteras:
había entonces, donde quiera,
cantores de fantasía.

1048
Y si alguno no se atreve
a seguir la caravana,
o si cantando no gana,
se lo digo sin lisonja:
haga sonar una esponja
o ponga cuerdas de lana.

EL MORENO
1049
yo no soy, señores míos,
sino un pobre guitarrero,
pero doy gracias al cielo
porque puedo, en la ocasión,
toparme con un cantor
que esperimente a este negro.

1050
Yo también tengo algo blanco,
pues tengo blancos los dientes;
sé vivir entre las gentes
sin que me tengan en menos:
quien anda en pagos ajenos
debe ser manso y prudente.

1051
Mi madre tuvo diez hijos,
los nueve muy regulares;
tal vez por eso me ampare
la providencia divina:
en los güevos de gallina
el décimo es el mas grande.

1052
El negro es muy amoroso,
aunque de esto no hace gala;
nada a su cariño iguala
ni a su tierna voluntá;
fs lo mesmo que el macá:
cría los hijos bajo el ala.

1053
Pero yo he vivido libre
y sin depender de naides;
siempre he cruzado los aires
como el pájaro sin nido;
cuanto se lo he aprendido
porque me lo enseñó un flaire.

1054
Y sé como cualquier otro
el porqué retumba el trueno;
por qué son las estaciones
del verano y del invierno;
sé también de donde salen
las aguas que cain del cielo.

1055
Yo sé lo gue hay en la tierra
en llegando al mesmo centro;
en dónde se encuentra el oro,
en dónde se encuentra el Fierro
y en dónde viven bramando
loe volcanes que echan juego.

1056
Yo sé del fondo del mar
donde los pejes nacieron;
yo sé por que crece el árbol,
y por que silban los vientos:
cosas que inoran los blancos
las sabe este pobre negro.

1057
Yo tiro cuando me tiran;
cuando me aflojan, aflojo;
no se ha de morir de antojo
quien me convide a cantar;
para conocer a un cojo
lo mejor es verlo andar.

1058
Y si una falta cometo
en venir a esta riunión,
echándola de cantor,
pido perdón en voz alta
pues nunca se halla una falta
que no esista otra mayor.

1059
De lo que un cantor esplica
no falta qué aprovechar
y se le debe escuchar
aunque sea negro el que cante:
apriende el que es inorante,
y el que es sabio, apriende más.

1060
Bajo la frente mas negra
hay pensamiento y hay vida.
La gente escuche tranquila,
no me haga ningún reproche:
tambien es negra la noche
y tiene estrellas que brillan.

1061
Estoy, pues, a su mandao;
empiece a echarme la sonda,
si gusta que le responda,
aunque con lenguaje tosco:
en leturas no conozco
la jota, por ser redonda

XXX-b

MARTÍN FIERRO
1062
¡Ah, negro!, si sos tan sabio
no tengás ningun recelo:
pero has tragao el anzuelo
y al compás del estrumento
has de decirme al momento
cuál es el canto del cielo.

EL MORENO
1063
cuentan que de mi color
Dios hizo al hombre primero,
más los blancos altaneros,
los mesmos que lo convidan,
hasta de nombrarlo olvidan
y sólo le llaman negro.

1064
Pinta el blanco negro al diablo,
y el negro, blanco lo pinta;
blanca la cara o retinta
no habla en contra ni en favor:
de los hombres el criador
no hizo dos clases distintas.

1065
Y después de esta alvertencia
que al presente viene al pelo,
veré, señores, si puedo,
sigún mi escaso saber,
con claridá responder
cuál es el canto del cielo.

1066
Los cielos lloran y cantan
hasta en el mayor silencio:
lloran al cair el rocío
cantan al silbar los vientos
lloran cuando cain las aguas.
Cantan cuando brama el trueno.

MARTÍN FIERRO
1067
Dios hizo al blanco y al negro
sin declarar los mejores;
les mandó iguales dolores
bajo de una mesma cruz;
mas también hizo la luz
pa distinguir los colores.

1068
Ansi, ninguno se agravie;
no se trata de ofender,
a todo se ha de poner
el nombre con que se llama,
y a naides le quita fama
lo que recibio al nacer.

1069
Y ansí me gusta un cantor
que no se turba ni yerra;
y si en tu saber se encierra
el de los sabios projundos;
decíme cual en el mundo
es el canto de la tierra.

EL MORENO
1070
es pobre mi pensamiento,
es escasa mi razón,
mas pa dar contestación
mi inorancia no se arredra:
también da chispas la piedra
si la golpia el eslabón.

1071
Y le daré una respuesta
sigún mis pocos alcances:
forman un canto en la tierra
el dolor de tanta madre,
el gemir de los que mueren
y el llorar de los que nacen.

MARTÍN FIERRO
1072
moreno, alvierto que trais
bien dispuesta la garganta;
sos varón, y no me espanta
verte hacer esos primores;
en los pájaros cantores
solo el macho es el que canta.

1073
Y ya que al mundo vinistes
con el sino de cantar,
no te vayás a turbar,
no te agrandés ni te achiques;
es preciso que me expliques
cuál es el canto del mar.

EL MORENO
1074
a los pájaros cantores
ninguno imitar pretiende;
de un don que de otro depende
naides se debe alabar,
pues la urraca apriende a hablar,
pero sólo la hembra apriende.

1075
Y ayúdame, ingenio mío,
para ganar esta apuesta;
mucho el contestar me cuesta.
Pero debo contestar;
yoy a decir en respuesta
cuál es el canto del mar.

1076
Cuando la tormenta brama,
el mar, que todo lo encierra,
canta de un modo que aterra,
corno si el mundo temblara:
parece que se quejara
de que lo estreche la tierra.

MARTÍN FIERRO
1077
toda tu sabiduría
has de mostrar esta vez;
ganarás sólo que estés
en baca con algún Santo.
La noche tiene su canto,
y me has de decir cuál es.

EL MORENO
1078
no galope, que hay aujeros,
le dijo a un guapo un prudente
le contestó humildemente:
la noche por cantos tiene
esos ruidos que uno siente
sin saber por dónde vienen.

1079
Son los secretos misterios
que las tinieblas esconden;
son los ecos que responden
a la voz del que da un grito;
como un lamento infinito
que viene no sé de dónde.

1080
A las sombras sólo el sol
las penetra y las impone;
en distintas direcciones
se oyen rumores inciertos:
son almas de los que han muerto,
que nos piden oraciones.

MARTÍN FIERRO
1081
moreno, por tus respuestas
yo te aplico el cartabón,
pues tenés desposición
y sos estruido, de yapa:
ni las sombras se te escapan
para dar esplicación.

1082
Pero cumple su deber
el lial diciendo lo cierto,
y, por lo tanto, te alvierto
que hemos de cantar los dos,
dejando en la paz de Dios
las almas de los que han muerto.

1083
Y el consejo del prudente
no hace falta en la partida;
siempre ha de ser comedida
la palabra de un cantor.
Y aura quiero que me digas
de dónde nace el amor.

EL MORENO
1084
a pregunta tan escura
trataré de responder,
aunque es mucho pretender
de un pobre negro de estancia,
mas conocer su inorancia
es principio del saber.

1085
Ama el pájaro en los aires
que cruza por donde quiera,
y si al fin de su carrera
se asienta en alguna rama,
con su alegre canto llama
a su amante compañera

1086
La fiera ama en su guarida,
de la que es rey y Señor;
allí lanza con juror
esos bramidos que espantan,
porque las fieras no cantan:
las fieras braman de amor.

1087
Ama en el fondo del mar
el pez de lindo color;
ama el hombre con ardor;
ama todo cuanto vive:
de Dios vida se recibe,
y donde hay vida, hay amor.

MARTÍN FIERRO
1088
me gusta, negro ladino,
lo que acabás de esplicar;
ya te empiezo a respetar;
aundue al principio me rei,
y te quiero preguntar
lo que entendés por la ley.

EL MORENO
1089
hay muchas dotorerías
que yo no puedo alcanzar;
dende que aprendí a inorar
de ningún saber me asombro,
mas no ha de llevarme al hombro
quien me convide a cantar.

1090
Yo no soy cantor ladino
y mi habilidá es muy poca;
más cuando cantar me toca
me defiendo en el combate,
porque soy como los mates:
sirvo si me abren la boca.

1091
Dende que elige a su gusto,
lo más espinoso elige;
pero esto poco me aflige
y le contesto a mi modo:
la ley se hace para todos,
mas sólo al pobre le rige.

1092
La ley es tela de araña
-en mi inorancia lo esplico-.
No la tema el hombre rico;
nunca la tema el que mande;
pues la ruempe el bicho grande
y sólo enrieda a los chicos.

1093
Es la ley como la lluvia:
nunca puede ser pareja;
el que la aguanta se queja,
pero el asunto es sencillo:
la ley es como el cuchillo:
no ofiende a quien lo maneja.

1094
Le suelen llamar espada
y el nombre le viene bien;
los que la gobiernan ven
a dónde han de dar el tajo:
le cai al que se halla abajo
y corta sin ver a quién.

1095
Hay muchos que son dotores,
y de su cencia no dudo;
mas yo soy un negro rudo
y aunque de esto poco entiendo,
estoy diariamente viendo
que aplican la del embudo.

XXX-c

MARTÍN FIERRO
1096
moreno, vuelvo a decirte:
ya conozco tu medida;
has aprovechao la vida,
y me alegro de este encuentro;
ya veo que tenés adentro
capital pa esta partida.

1097
Y aura te voy a decir;
porque en mi deber está
(y hace honor a la verdá
quien a la verdá se duebla)
que sos por juera tinieblas
y por dentro claridá.

1098
No ha de decirse jamás
que abusé de tu pacencia,
y en justa correspondencia,
si algo querés preguntar,
podés al punto empezar,
pues ya tenés mi licencia.

lunes, 24 de septiembre de 2007

Lo que vendrá

Incluyo en esta entrada la etiqueta "de armas y letras" -que conocimos a través de El ingenioso hidalgo... - casi como una provocación para pensar la relación entre las armas, las letras en la Historia de nuestra Nación. ¿Quién fue Jorge Cafrune? ¿Qué significó en la historia de nuestra música popular? ¿Qué tiene que ver esto con lo que canta aquí?


Get your own playlist at snapdrive.net!

Yorik

Estrictamente para cinéfilos: hay un Homero Simpson anterior al popularísimo de Mat Groening, el que personifica Donald Sutherland en la película de John Schlensinger, Como plaga de langosta (EE. UU. 1974). Recomendadísima.

Y a continuación, otra peste :)

lunes, 17 de septiembre de 2007

¿Estaba realmente loco?


Loco, según los diccionarios, se le llama a la persona cuyas funciones cerebrales están alteradas (en este caso por los libros de caballería). Además se le llama loco a una persona cuyas facultades mentales no son normales. “Normal” significa igual que todos los demás. ¿Quiere decir entonces que para que no se nos tome por locos uno debe ser como todo el mundo y actuar como lo hacen todos?

La “locura” de Don Quijote presenta distintas características a lo largo de la novela. En su primera salida, el protagonista sufre un desdoblamiento de personalidad que no volverá a producirse en el resto de la novela. Así, tras la paliza recibida en la aventura de los mercaderes, Don Quijote cree ser como Valdovinos, y más tarde como el moro Abindarraez. Durante su segunda salida, Don Quijote adecua sistemáticamente la realidad a su mundo ilusorio. Así, ve los rebaños como ejércitos, los molinos como gigantes, etcétera.

Ya desde un principio, Don Quijote actúa como un paranoico enloquecido por los libros de caballerías. La mayoría de los personajes de esta historia lo consideran un loco aunque le reconozcan intervalos de lucidez. Lo que se dice es que Don Quijote actúa como loco debido a los libros que lee sobre caballería andante y razona con sano juicio en lo demás. Podríamos interpretar la locura de Don Quijote como un juego de ficción creado por su mente, según sus propias reglas, que él siempre respeta. Pero los demás personajes -excepto a Sancho- no entienden estas reglas de creer-se un caballero y luchar contra los malvados que desean lastimar a otras personas inocentes. Don Quijote entrega su vida a un ideal (este "juego") y se estrella contra la realidad porque los demás personajes no cumplen las reglas del juego.

Asimismo se podría destacar que, para Don Quijote, los momentos que a nosotros como lectores nos parecen descabellados, en los que él parece estar muy loco, como cuando piensa que los molinos son gigantes y hay que atacarlos, son serios, ya que él vive su propia realidad.

A esto me refiero con el planteo inicial: ¿estaba realmente loco? En realidad, no se lo puede tomar como loco; si no todos lo estamos, ya que hay verdades que uno prefiere no aceptar y seguir con su vida para no terminar lastimado. Esto es lo que él hace: vivir su propia realidad ya que -desde mi punto de vista- a Don Quijote no le gusta su realidad.

martes, 11 de septiembre de 2007

¿Están realmente locos?

"El amor es como Don Quijote,cuando
recobra el juicio es que está para morir."
Jacinto Benavente

Esta pregunta levantó polémica en mi grupo, podíamos ver que muchas veces Sancho Panza trataba de ser el cable a tierra de Don Quijote, pero finalmente sabiendo que lo que él decía era erróneo, lo seguía. Si Sancho conoce la verdad ¿por qué no frena al ingenioso hidalgo? Quizá sea porque se siente disminuido ante lafantásticalocura de Quijote, o por conveniencia, ya que el “loco” le prometió todo lo que él siempre había deseado: caballos, doncellas y castillos.
Pero si es así ¿por qué llamamos loco a alguien que trata de alcanzar su sueño? Si es lo que todos hacemos en el día a día, al estudiar, ir a trabajar, estamos tratando de adquirir ese conocimiento, dinero, estilo de vida, futuro que deseamos. La felicidad plena quizá, pero ¿realmente existe? Todos tenemos problemas como los que se les presentan al caballero andante en su historia. Cuando finalmente logra sacarse un problema de encima, de repente y sin aviso, aparece otro.

Quijote busca aventuras que logren su felicidad, llegar a ser ese famoso caballero andante y casarse con su amada Dulcinea.
Él conoce el universo, pero según mi opinión le interesaron más esas extraordinarias historias que leyó en cada uno de los miles de libros de su conocimiento. Quizá sin haber leído todos esos libros anteriormente, él no habría podido formar ese grandioso mundo en el que el vive, en el que sus sueños se hacen realidad, y es feliz a su manera.

Entonces, si estar loco es no estar bien consigo mismo, y para estarlo hay que alcanzar la felicidad y no la podemos alcanzar, ¿por qué no inventar? ¿Por qué uno es loco cuando intenta ser cuerdo?

Influencias y permanencias de la historia del Rock

Afino mi guitarra de manera tal que el RE de mi "Memphis" suene como un verdadero RE . Luego de hacer lo mismo con todas las notas, saco la partitura "Old Yellow Bricks" de los Arctic Monkeys. Al cabo de un tiempo logro sacar las tablaturas, dejando para el final los acordes que parecen ser fáciles. Mientras hacía este proceso ortodoxo -por decirlo de alguna manera- de la guitarra, pensaba en las influencias de esta banda, Arctic Monkeys para producir su musica. Si uno retrocede en el tiempo y comienza a ver las grandes bandas, al instante pienso cómo pudieron competir conjuntos de la talla de The Searchers, The Hollies, Herman's Hermits o The Velvet Underground con los Beatles, todos estos surgidos en la decada del 60', es decir, cómo pudo el cantante de los Searchers o el guitarrista de los Herman's Hermits o la batera de los Velvet Underground inspirarse y lograr que hoy por hoy, yo y muchas personas más estemos hablando de su banda, con John Lennon y Paul McCartney haciendo furor al mismo tiempo que ellos.

Por estos años comenzaba el rock and roll y empezaban a salir a luz cantidades de grupos y solistas. Algunos quedaron en el camino, y solo habrán tenido el éxito de un solo tema o quizás dos. Y entonces aqui , la respuesta de este poco suceso también, el hecho de no poder competir o estar en la misma línea de otras bandas, restados a condimentos extras que genera el éxito, sobretodo en el ambiente del rock...

Mientras tanto, pasaban los años, se venían los 70, y empezaba a clasificarse la música en géneros. Y aquí otra vez la misma incógnita: cómo pudo Nick Mason (guitarrista de Pink Floyd) lograr los acordes de "Brain Demage" habiendo escuchado cómo Jimmy Hendrix tocaba las tablaturas de "Hey Joe" con los dientes.. y no digo con las manos. Pero así aun teniendo a Hendrix, Clapton y el dios de las eléctricas, Frank Zappa, dando gratis clases de cómo tratar a una guitarra ellos pudieron superar esto y lograr luego de unos años el cd "The Dark Side Of The Moon", uno de los discos más escuchados en la historia.Luego vendría, a fines de los 70, una invasión Punk del Reino Unido, con bandas como Sex Pistols, The Clash y The Damned que lograrían romperles las cabezas a varios adolescentes. A veces, literalmente...

Y aunque en los 80 se hayan formado bandas que prosperan en la actualidad -o por lo menos sus cantantes-, como George Michael con Wham! o Steven Morrisey con The Smiths, hubo en los 90' un decaimiento de la música en el exterior. No tanto en el ámbito nacional ya que se formaban bandas como Divididos, Soda Stereo o Los Piojos. Tanto a Gustavo Cerati como a Ricardo Mollo les pregunto cómo lograr un éxito como pudo ser el cd "Canción Animal" del grupo de Zeta Bossio o componer "Spaghetti del Rock" del trío del Oeste, habiendo escuchado de su infancia a su adultez, a Charly García o Luis Alberto Spinetta, cómo pasar ese escalón de hacer "covers" de ellos a hacer su música y lograr un éxito similar. A fines de los 90' hubo un ataque británico (en las décadas pasadas también) que fue liderado por Radiohead, U2, Green Day, algo de Nirvana y sobretodo por los hermanos Gallagher de Oasis. Aunque su éxito es indiscutible nunca se dejo de compararlos con los legendarios Beatles, en todos sus aspectos y aquí nuevamente esta superación de la influencia pero que quizás no fue tan superada...

Luego del 2000 algunas bandas de lo que se llama rock alternativo "salvaron" al rock. The Strokes, The White Stripes, Muse, Franz Ferdinand fueron las encargadas entre otras. Pero al igual que ante libros como El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha o Edipo Rey aquí también aparece la palabra permanencia. No tengo dudas de que en los cuadernos de Nick Valensi (guitarrista de los Strokes) o de Alex Kapranos (cantante de Franz Ferninand) haya partituras de Led Zeppelin, The Beatles, Rolling Stones, Queen, The Who y miles más. De alguna manera estas bandas permanecen en nuevas "interpretaciones", como puede ser cualquier tema de los My Chemical Romance, Razorlight o Arctic Monkeys. Se lo puede ver como "reescrituras", también , como "homenajes" si uno quiere, obviamente con un toque personal y muy subjetivo que hace que Razorlight sea Razorlight y no una copia o versión de The Cure.

Terminé de sacar el ultimo acorde de Old Yellow Bricks... ¿Por qué conociendo todas estas bandas elijo aprender un tema de una banda nueva ? ¿De una banda que hace lo que llamo "reescrituras"? Porque quizás ellos ya con su segundo cd de estudio rodando por todo el mundo estén marcando su estilo, porque quizás ellos pudieron saltar ese escalón de los "covers" a lo propio , porque no dijeron que ya estaba todo hecho como muchos piensan -y en todos los aspectos de la vida, no solo musicales. Mientras estos cantantes, guitarristas, bateros , bajistas y miles de solistas tratan de no resignarse al "está todo hecho" y saltan y a veces corriendo esos escalones, nosotros desde nuestro lugar difrutamos de este duelo. Acá, con los Arctic Monkeys hay un ejemplo de como saltar ese escalón sin caerse al suelo.